Pegaso

Pegaso es una criatura mitológica, más precisamente un caballo con alas. La cual se describe como de un carácter tímido y afable, y que solo puede ser domado por un jinete de buen corazón.

En muchas de sus múltiples representaciones desde la antigüedad hasta nuestros días, se le muestra de color blanco, y cuya característica más distintiva son sus alas emplumadas de gran envergadura, con las cuales es capaz de elevarse mientras cabalga por el aire.

Aunque la leyenda es muy antigua, ha calado con tal fuerza en la humanidad, que se ha mantenido hasta nuestros días de un modo prácticamente universal. Al punto que se ha convertido en uno de los seres mitológicos más usados en expresiones artísticas.

En este sentido, la fascinación y el misticismo que genera Pegaso le ha llevado a formar parte de obras literarias, así como también de diversas pinturas y esculturas, e incluso películas y hasta dibujos animados y comics.

¿Que es un pegaso en la mitologia griega?

La leyenda de Pegaso es una de las más conocidas de la mitología griega. Dentro de estas, también se le conoce como el caballo alado de los dioses, y existen varias versiones de su nacimiento.

Según algunos escritos antiguos, la criatura se originó en el mar. Producto de las fuertes corrientes, y su progenitor fue Poseidón, señor de las aguas y de los caballos, uno de los principales dioses del Partenón clásico.

Otras versiones señalan que el nacimiento del caballo alado en realidad se produjo en la tierra. Específicamente de la sangre derramada por Medusa, una de las tres gorgonas. La cual murió a causa de decapitación, provocada por Perseo.

También hay otro relato que fusiona un poco de las dos historias. Pues en este se dice que cuando Perseo le quitó la cabeza a Medusa, la sangre derramada cayó cerca del mar. Siendo a partir del contacto de la sangre con el mar, que nacieron Pegaso y su hermano Crisaor.

El mito también asociado con las aguas cercanas al monte Helicón. Pues de dice que cuando el equino alado nació, pateó con tanta fuerza el suelo que provocó un terremoto. Por lo cual se abrieron grietas de las que manó agua.

También se dice que Pegaso se puso a las órdenes de Zeus al llevarle el rayo. Pero su papel estuvo muy vinculado a la leyenda de Belerofonte, un héroe griego fuerte y valiente, del que se convirtió en un compañero inseparable de aventuras.

El mito de Pegaso también asociado con las aguas cercanas al monte Helicón | Pixabay

Belerofonte y pegaso

También hay diferentes versiones en cuánto a la forma en la que Belerofonte se convirtió en el jinete de Pegaso. En una versión fue Atenea, Diosa de la sabiduría, quien le habría obsequiado a Pegaso, al proporcionarle una brida de oro con la que pudo domarlo.

Mientras que en otras historias se señalaba que fue Poseidón quien le dio Pegaso al heroico personaje, e incluso se contaba que simplemente lo había encontrado cuando bebía en la fuente de Pirene.

Otra versión sostiene que Belereofonte hizo un gran esfuerzo para domar a la mágica criatura. Pues fueron muchos los que lo intentaron antes sin éxito.

En lo que los relatos coinciden es que Pegaso se convirtió en el fiel compañero del héroe. Ayudándolo a llevar a cabo grandes hazañas, como la victoria sobre las Amazonas.

No obstante, su triunfo más importante fue el de acabar con la malvada Quimera, un monstruo de múltiples cabezas diferentes, cada una de las cuales era capaz de arrojar fuego por sus fauces.

Cuenta la leyenda que cuando la fama de Belerofonte fue aumentando, también lo hizo su ambición. Al punto que se comparó a sí mismo con los Dioses, y decidió volar en Pegaso hasta el Olimpo para reclamar allí un lugar.

Para impedirlo, en algunas de las historias dicen que el caballo alado arrojó a Belerofonte por miedo a la ira y el castigo de los dioses.

Otra versión dice que fue el propio Zeus quien molesto por la excesiva ambición y osadía de Belerofonte, envió un mosquito a picar a Pegaso. El cual, al sentir la picadura arrojó a su jinete a tierra.

Después de esto, Pegaso regresó a la morada de los dioses, donde Zeus habría recompensado a Pegaso otorgándole alojamiento en los establos del olimpo. También le asigno conducir el carro de Aurora, y le otorgó el rayo y el trueno, símbolos de su poder.

¿Que significado tiene un pegaso?

La popularidad del mito de Pegaso no ha desaparecido con los siglos. Pues personas en todo el planeta y a lo largo de la historia se han sentido atraídas por este bello ser, además de identificarse con la libertad que representa y que todos los humanos desean y necesitan.

Pegaso también simboliza la imaginación. Pues es un reflejo de la capacidad de elevarse al cielo y poder volver con seguridad a la tierra.

Como esta mítica criatura es la que conduce el carro de la aurora, también se le asocia con la esperanza, la cual representa una luz en medio de la oscuridad

Aquí tienes otro artículo que seguro te encantará: ¿Qué es un VAMPIRO?

Soñar con un pegaso significa que se tiene una gran ansia de libertad. En la mitología Pegaso representa nobleza y pureza. Por lo que para alcanzar tal libertad es necesario tener estas cualidades y ser capaz de liberarse de ataduras.

Solo liberándose de cadenas espirituales y/o mentales, tendremos la posibilidad de disfrutar de la libertad sin experimentar sentimientos de culpa.

Pegaso constelación

El mito de Pegaso dice que a fin de que la criatura se hiciera eterna, Zeus lo convirtió en una constelación. La cual podemos ver hasta el día de hoy en norte del ecuador celestial.

Pegaso es una de las 48 constelaciones enumeradas por Ptolomeo en el siglo II, y una de las 88 reconocidas actualmente. Su estrella más brillante es la supergigante naranja Epsilon Pegasi, también conocida como Enif.

Esta constelación tiene la forma del caballo alado que se mantiene erguido, y se puede reconocer fácilmente por cuatro estrellas principales que forman un gran cuadrado. Mientras que en el telescopio resulta un espectáculo muy bello gracias a los cúmulos globulares y las galaxias espirales.